Entradas con la etiqueta ‘virtualizacion’

Copias de seguridad en entornos virtualizados

Antes de surgir la tecnología de virtualización de servidores, las copias de seguridad se realizaban basadas en agentes (agent-based backup). Con el progresivo aumento de la utilización de infraestructuras virtualizadas, ha surgido un esquema basado en host (host-based backup).

Agent-based backup

En este tipo de arquitectura de backup, se instalaba un agente en cada uno de los servidores de los cuales se iba a realizar la copia de seguridad. Este agente comprobaba el sistema de ficheros del servidor y realizaba sólo las copias de aquellos ficheros que habían sido modificados. Este método de realizar copias de seguridad fue diseñado basándose en el tiempo, centrándose en los cambios realizados en ficheros individuales.

Adicionalmente, en la infraestructura de backup se necesitaba algún tipo de dispositivo, tipo cinta o disco, sobre el cual almacenaba la copia de seguridad.

Host-based backup

Actualmente un gran porcentaje de servidores han sido migrados a un entorno virtualizado. Por lo tanto, se están ejecutando como máquinas virtuales.

En este tipo de infraestructura el diseño de una infraestructura de backup es algo más complicado. La virtualización añade nuevas capas entre las aplicaciones y el hardware. Cada capa es una potencial ubicación para instalar un agente de backup. Por ejemplo dentro de la máquina virtual (agent-based), en el host físico, en la capa de almacenamiento o fuera del entorno de virtualización.

Colocar un cliente backup en cada una de las capas disponibles tiene sus ventajas y desventajas. Vamos a plasmar un par de ejemplos:

  1. En la capa del host físico las herramientas de backup puede fácilmente capturar máquinas virtuales completas, pero a un coste adicional de realizar pasos adicionales para restaurar ficheros o directorios de sistema.
  2. Si utilizamos la capa de almacenamiento, el rendimiento aumenta pero a riesgo de hacer copias inconsistentes si existe una desincronización entre las distintas capas.

En la actualidad existen muchos productos y fabricantes con diferentes formas de realizar copias de seguridad en entornos de virtualización. Por lo tanto, para el usuario es difícil de conocer realmente cuál se adapta mejor a su infraestructura.

Desde Virtualizamos os recomendamos Veeam Backup. En su versión 6 han sacado mejoras muy considerables respecto a versiones anteriores y han cambiado la forma en la cual se construye una infraestructura de backup.

¿Otra vez utilizaremos agent-based backups?

A primera vista, los métodos host-based parecen superiores a los agent-based. Pero nuevas tecnologías que utilizan filtrado a nivel de volumen (disco), en contraposición a las herramientas que trabajan a nivel de sistema de fichero, están posicionándose como una alternativa posible a los métodos host-based en entornos virtualizados.

Estas nuevas tecnologías utilizan el concepto agent-based instalándose en el sistema operativo correspondiente. Lo que le diferencia de los métodos agent-based tradicionales es la forma de obtener los datos. En vez de centrarse en los ficheros o directorios que se han modificado, se fija en los cambios realizados a nivel de bloques de disco individuales. De esta forma se obtiene un rendimiento alto (por ejemplo para restaurar un fichero no tenemos que recomponer una máquina virtual entera) y unificamos la plataforma de backup para servidores físicos y virtuales.

Otras mejoras incluídas en estas nuevas herramientas agent-based es que incluyen agentes especiales para ciertas aplicaciones críticas o de base de datos (por ejemplo MS SQL Server o Microsoft Exchange) y la posibilidad de ver los datos que han sido salvaguardados. Esto último es útil para realizar pruebas y verificaciones.

Share

Una gestión pobre de tu infraestructura amenaza los beneficios de la virtualización

Por todos son conocidos los beneficios que proporciona la virtualización:

  • Agilidad
  • Eficiencia
  • Recuperación ante desastres
  • Gestión de continuidad de negocio

Pero estos beneficios pueden perderse sin una estrategia efectiva de gestión y administración de la infraestructura de virtualización. En el nuestro artículo de hoy os vamos a presentar una serie de herramientas y trucos que os permitirán mejorar la gestión de vuestro entorno virtualizado.

Herramientas de monitorización y gestión

Podemos afirmar que la parte fácil de la virtualización es crear una nueva máquina virtual, pero el secreto está en la integración con sistemas de monitorización y gestión. Estos sistemas, en caso de que algo vaya mal, son quienes deben distribuir cargas de trabajo según las peticiones de las máqinas.

Una de las herramientas fundamentales es GroundWork Open Source. Ésta permite monitorizar los recursos de los servidores físicos y máquinas virtuales de manera centralizada. De este modo podemos monitorizar sistemas operativos, aplicaciones y entornos hardware heterogéneos. Reduciendo así los costes de monitorización y mejorarn los productividad de nuestro sistema.

Otra de las soluciones a tener en cuenta es VKernel, una suite de gestión que pemite ajustar los recursos de la máquina virtual (CPU, Memoria, disco y red) según necesiten. De este modo se evita que nos quedemos sin recursos físicos para dar soporte a todas nuestras máquinas virtuales. Por lo tanto, permite que nuestro entorno sea más “delgado” haciendo el trabajo con los recursos justos.

Políticas de gestión a considerar

Una infraestructura de virtualización implica gestionar la cultura de trabajo de tu departamento IT y los múltiples sistemas que utilices. Esta gestión se debe realizar desde las fases iniciales hasta las de puesta en marcha.

También hay que tener en cuenta que cada nueva máquina virtual que introduzcamos tiene asociados costes ocultos como: una licencia, un coste fraccionado de hardware, un coste de gestión, etc.

Por otro lado tendremos que establecer una nomenclatura a todos los componentes de nuestra infraestructura. Por ejemplo, para nuestro sistema de almacenamiento deberemos tener en cuenta aspectos como: dónde está la cabina, qué tipo de RAID, tipos de discos, etc.

Es conveniente también establecer grupos dentro de tu equipo. No todos los miembros tienen habilidades y comprenden de igual el modo el funcionamiento de la virtualización. De este modo crearemos grupos dedicados y especializados en seguridad, servidores, almacenamiento y red de nuestra infraestructura de virtualización.

Resumiendo, os presentamos una lista de políticas de gestión necesarias para asegurar que los beneficios que obtenemos con la virtualización no son desperdiciados por una gestión errónea:

  • Gestión de capacidad para comprender como los datos serán obtenidos.
  • Ciclo de vida de la gestión con el objetivo de que las máquinas virtuales únicamente sean dadas de alta y se mantegan activas para siempre.
  • Aplicaciones de diagnosis y gestión de incidencias antes de que una máquina virtual sea puesta en producción.
  • Necesidad de un presupuesto dedicado a herramientas de gestión.

Hay que recordar que los entornos virtualizados no son estáticos. Por lo tanto, las máquinas virtuales se pueden mover a un entorno de terceros. En este sentido, un conjunto de herramientas debería  permitir obtener datos acerca de dónde está ubicada, dónde están sus recursos u otros sistemas que tenga asociados.

 

Share

Ventajas de la virtualización en escenarios de recuperación ante desastres

La tecnología de virtualización de servidores ofrece soluciones únicas comparadas con los métodos tradicionales de recuperación ante desastres (DR): reduce los costes de implementación de DR, aumenta la flexibilidad y asegura los objetivos de tiempos de recuperación (RTO). Sin embargo, como cualquier otra tecnología, existen situaciones donde tiene sentido utilizar la virtualización como parte de una estrategia DR, mientras que en otras no es justificable.

En nuestro artículo de hoy vamos a examinar las ventajas y desventajas de utilizar la virtualización de servidores para DR y cuando debería ser utilizada o no dentro de una estrategia DR.

A la hora de implementar una estrategia DR efectiva, el presupuesto disponible, los tiempos de recuperación (RTO) y puntos de recuperación (RPO) que estamos dispuestos a asumir dictan el tipo de solución a implementar. La virtualización de servidores puede ayudar a las empresas a no sobrepasar sus presupuestos y a conocer los RTO y RPO de su estrategia DR.

Ventajas de la virtualización

La principal ventaja de utilizar la virtualización de servidores como estrategia DR es el ahorro de costes. Con la virtualización no será necesario adquirir un nuevo servidor en tu infraestructura DR por cada servidor que se disponga en la ubicación primaria. Por lo tanto, se necesitarán un menor número de servidores físicos en la infraestructura DR.

Adicionalmente, la virtualización permite consolidar y reducir tus requerimientos de red y almacenamiento. Son necesarios menos puertos de red debido a que se comparten adaptadores de red en un mismo Host. También es necesario menos espacio de almacenamiento gracias a tecnologías como thin provisioning que evitan desperdiciar espacio.

Pero el ahorro de costes no sólo se produce durante la inversión inicial, también se consigue una reducción de costes operacionales. Tener menos servidores físicos supone menos requerimientos de espacio en rack lo que supone reducir costes de tipo operacional. Adicionalmente si estás pagando por el consumo eléctrico y de refrigeración, menos servidores físicos te permitirán reducir los consumos. Del mismo modo los costes de mantenimiento y administración se reducen.

Uno de los principales desafíos de una estrategia DR es la realización de pruebas de “failover”. Es necesario validar que los servidores disponibles en el sitio DR van a funcionar perfectamente cuando se necesiten. La virtualización de servidores permite realizar pruebas de manera sencilla. Por ejemplo VMware dispone de la herramienta VMware Site Recover Manager (SRM) que permite elaborar planes de recuperación que pueden ser puestos en marcha mediante un simple pulsado de botón.

En el mercado existen productos de replicación que permiten sincronizar un sitio DR con el principal de manera sencilla y a un coste económico. Utilizando la capa de virtualización se pueden utilizar sistemas de almacenamiento diferentes en el sitio principal y el DR, de este modo podremos disponer de una cabina más económica en nuestra infraestructura DR.

Finalmente otra de las ventajas de utilizar la virtualización en una estrategia DR es la compatibilidad de hardware. En un entorno tradicional, intentar restaurar  un servidor en un hardware diferente puede causar problemas con los drivers, particiones de disco y aplicaciones. Por lo tanto se hace necesario disponer de un hardware similar en la infraestructura DR. La virtualización elimina este problema ya que las máquinas virtuales son ejecutadas sobre un hardware virtual que es emulado por el hypervisor y por lo tanto no existen problemas de compatibilidad de hardware.

Cuando no utilizar la virtualización como parte de una estrategia DR

Cuando falla un Host físico en un entorno de virtualización, puede tener un gran impacto. Para conseguir el mayor ROI es necesario conseguir una densidad alta de máquinas virtuales por host físico. Si se desea minimizar el riesgo, es necesario utilizar más host físicos y aprovecharse de funcionalidades como la alta disponibilidad o tolerancia a fallos.

Si se es inexperto en tecnologías de virtualización, tratar con las complejidades que lleva asociada puede ser un desafío. La virtualización de servidores tiene un impacto directo sobre todo lo que tiene que está relacionado con un centro de datos. Por lo tanto es necesario adquirir los conocimientos necesarios para administrar de manera efectiva un entrono de virtualización. La curva de aprendizaje puede ser alta para alguien sin conocimientos al respecto.

Antes hemos comentado que la virtualización permite reducir costes, pero estos ahorros no son inmediatos. Es necesario realizar una inversión inicial muy alta en hardware, licencias y otro tipo de software necesario para administrar la infraestructura de virtualización. Las especificaciones hardware son mayores que en un entorno tradicional.

 

Share

VMware tiende hacia el cloud computing y tecnología móvil en la era Post-PC

Es un hecho que las empresas están incrementando el uso de dispositivos móviles y cloud computing para uso corporativo. De este modo sus empleados pueden acceder a sus aplicaciones continuamente, en cualquier momento y en cualquier sitio.

En este sentido, VMware presentó varias novedades en el VMworld 2011, que tuvo lugar en Agosto en Las Vegas:

  • VMware AppBlast
  • Horizon Mobile
  • VXLAN

VMware AppBlast

Actualmente si se quiere ejecutar una aplicación Windows en un iPad o un ordenador Mac, es necesario que el usuario instale un software cliente que utilice tecnologías como Citrix XenApp para acceder a las aplicaciones.

VMware AppBlast permite que cualquier aplicación Windows, Mac o Linux se ejecute sobre un navegador o dispositivo compatible con HTML5. De este modo el usuario no necesita que instale ningún tipo de software agente en su dispositivo.

AppBlast ha sido diseñado para ser utilizado en nubes públicas, privadas o personales. Una nube personal significa que un usuario podría tener su propia cloud doméstica. De este modo tendría un equipo servidor que sirviera sus aplicaciones favoritas a cualquier miembro de su familia, independientemente del sistema operativo del dispositivo del usuario.

Os dejamos un video de la presentación y demo de AppBlast en VMWorld 2011

Horizon Mobile

Horizon Mobile traslada la tecnología de virtualización a los dispositivos móviles. De este modo es  posible tener una máquina virtual que tenga el teléfono del trabajo dentro de un teléfono de uso personal. Por ejemplo, el usuario tendrá su teléfono personal así como un teléfono secundario corporativo corriendo Android sobre una máquina virtual.

Para que Horizon Mobile funcione es necesario que el operador móvil del usuario cargue ciertos módulos desde el hypervisor de virtualización en los teléfonos. Cuando el usuario adquiera un teléfono, tendrá que descargarse una aplicación de VMware que le permita tener dos teléfonos en uno.

Horizon Mobile es capaz de aislar las aplicaciones corporativas, que se están ejecutando sobre el teléfono virtual, de las de uso personal. De este modo se reducen posibles problemas de corrupción de datos corporativos por un mal uso por parte del usuario.

Otra ventaja de esta tecnología es que, si el usuario pierde su teléfono o deja la empresa, el departamento IT de la empresa puede borrar todas las aplicaciones y datos corporativos del teléfono virtual. Adicionalmente, los administradores pueden establecer políticas de seguridad y qué aplicaciones deberán ser instaladas en estos teléfonos.

Según VMware, en un futuro será capaz de dar soporte a tablets basadas en Android. El soporte a iPhone o iPad puede ser más complicado debido a la estrategía de control de Apple sobre sus dispositivos.

VXLAN

Actualmente, los recursos virtuales como almacenamiento y computación, están limitados a las restricciones de un red física dentro de un centro de datos determinado. Aunque existen herramientas como VMware vMotion que permiten mover máquinas virtuales entre Hosts físicos, este movimiento está restringido a la red física de un determinado centro de datos.

De algún modo, una dirección IP está limitada a una determinada localización, lo cual restringe el movimiento de máquinas virtuales entre redes de forma sencilla. VXLAN (Virtual Extensible LAN) permite mantener la configuración de red IP de una máquina virtual aunque sea movida a una red distinta de otro centro de datos. De este modo los administradores pueden mover máquinas virtuales de un proveedor cloud a otro.

Share

Aspectos a tener en cuenta cuando queremos virtualizar sistemas operativos antiguos

Todavía existen muchas empresas que disponen de servidores con sistemas operativos ya en desuso (como Windows NT). Éstos siguen dando servicio a los usuarios a través de aplicaciones muy antiguas pero que, por el miedo o el coste que supone migrar a una nueva plataforma, no se han actualizado.

Este tipo de servidores, por los bajos requerimientos de hardware que se necesitaban antiguamente, son candidatos perfectos para virtualizarlos. Pero hay que tener en cuenta ciertos aspectos para acometer la migración de estos servidores a una plataforma de virtualización.

Soporte hardware

El primer aspecto a tener en cuenta es que la plataforma de virtualización escogida no soporte el sistema operativo de los servidores de la empresa. Por ejemplo, Microsoft no soporta como sistema operativo DOS o Windows NT.

Este tipo de sistema operativo tampoco permite una migración de tipo físico-virtual (P2V). Por lo tanto, será necesario realizar una migración manual siendo en muchos casos necesario una instalación manual.

Drivers de dispositivos

Normalmente cuando se realiza la instalación de un sistema operativo en una máquina virtual, la plataforma de virtualización utiliza soluciones como VMware Tools o Microsoft Hyper-V Integration Service que permiten suministrar al sistema operativo drivers que reconozcan el hardware virtualizado.

El problema es que este tipo de soluciones no funcionan en sistemas operativos antiguos. Por lo tanto, sólo existe la opción de utilizar drivers emulados. Éstos fuerzan a la máquina virtual a emular dispositivos hardware más antiguos.

Instalación manual

Dependiendo del sistema operativo que corra en un servidor antiguo, probablemente no seas capaz de realizar un backup y restauración completa del servidor antes de realizar la migración. Además tendrás que realizar una instalación manual del sistema operativo en la nueva máquina virtual, con la consiguiente instalación manual de las aplicaciones y copia/restauración de los datos en el nuevo servidor virtual.

La instalación manual de un sistema operativo antiguo puede ser un gran reto. Por ejemplo, deberemos tener disponibles los discos de instalación (si es que los tenemos). Además, dependiendo de la antigüedad del sistema operativo y la aplicación, los discos de instalación pueden que estén en diskettes o CDs no auto-arrancables.

Windows NT está disponible en CDs no auto-arrancables y se tiene que realizar la instalación desde tres diskettes. La mayoría de los entornos de virtualización permiten utilizar diskettes o discos USB, pero la instalación de Windows NT puede ser un trabajo duro de realizar con esta configuración.

Recomendación

Para evitar problemas durante la migración a un entorno de virtualización, recomendamos crear un entorno de pruebas donde podamos comprobar cómo instalar y cómo funcionan nuestros servidores.

Share

Bienvenido a Virtualizamos

Virtualizamos es un proyecto de la empresa nerion que nace con el objetivo de convertirse en un portal de referencia en el mundo de la virtualización y el cloud computing.
Suscripción a Virtualizamos
Entradas antiguas por mes
Twitter
nerion - Registro Dominios, Hosting y Housing Profesional