Entradas con la etiqueta ‘saas’

Por qué un proveedor cloud debería ofrecer la portabilidad entre nubes

Según las empresas van migrando sus aplicaciones críticas a entornos cloud computing, éstas se preguntan si sus proveedores cloud ofrecen la posibilidad de portabilidad entre nubes. De este modo lo que pretenden es mitigar su riesgo e incrementar su flexibilidad gracias a la capacidad de mover aplicaciones y datos entre proveedores cloud  así como entre cloud privadas y públicas.

¿Por qué un proveedor cloud debería tener en cuenta la posibilidad de portabilidad hacia su nube u otra nube ajena?

Los proveedores de servicios cloud pueden atraer a clientes o partners ofreciendo un portfolio de servicios cloud que soportan la portabilidad entre nubes. De este modo el proveedor de servicios puede mejorar su penetración en el mercado.

Cuando un proveedor ofrece el soporte para portabilidad entre nubes, sus clientes están más dispuestos a adquirir otros servicios de valor añadido. Por ejemplo, los proveedores cloud pueden ofrecer servicios de consultoría. De este modo pueden aconsejar al cliente en la construcción de la infraestructura o proveer los servicios más ajustados a sus necesidades.

La portabilidad entre nubes es atractiva para los clientes porque estos quieren tener la libertad de poder cambiarse a un proveedor que les ofrezca un mejor rendimiento, servicio o precio. Asimismo, la portabilidad entre nubes puede llegar a ser un requerimiento por consideraciones geográficas, adecuación a la legalidad, flexibilidad o gestión del riesgo. Los clientes quieren tener una flexibilidad que les permita una continuidad de negocio en caso de desastre, riesgo de seguridad o cierre de negocio de su proveedor cloud.

Por ejemplo, empresas de servicios en la nube (SaaS) que basan su negocio en la plataforma de Amazon Web Services podrían estar en un problema si Amazon tiene un “mal día”.

Aspectos técnicos a tener en cuenta en la portabilidad entre nubes

Cuando una aplicación se construye con la portabilidad en la mente, moverse entre proveedores cloud no es un problema. Por ejemplo, si un cliente compra servicios IaaS basados en almacenamiento y computación (CPU, RAM), básicamente está comprando servicios de hosting. Por lo tanto, cambiarse de proveedor IaaS puede suponer unos pocos cambios en su código.

Una empresa que adquiere servicios PaaS si que puede tener más problemas para cambiarse de proveedor. Hay que tener en cuenta que las plataformas PaaS ofrecen APIs, distribuidores de carga o métodos de encriptación propietarios que complican la portabilidad entre nubes. Reproducir estos elementos en otro entorno cloud puede suponer reescribir por completo la aplicación.

Share

Factores a tener en cuenta para obtener el mayor ROI de tus aplicaciones cloud

Es por todos conocidos que las principales ventajas de adoptar soluciones cloud son una rápida implantación, reducción de costes y mayor flexibilidad según nuestras necesidades. Conforme este tipo de soluciones son adoptadas por las empresas, los directivos deben tener en cuenta como obtener el máximo rendimiento de sus inversiones en la nube.

En este sentido, Forrester ha emitido un informe que analiza el largo plazo, el coste de propiedad a 5 años y el valor en cuatro categorías de aplicaciones cloud (SaaS). Las categorías analizadas son: CRM, ERP, Colaboración (incluído e-mail) y gestión de servicios IT.

¿Por qué estas categorías? Actualmente Salesforce.com tiene cerca de 100.000 compañías que utilizan su servicio de CRM. Soluciones de ERP (como NetSuite, Workday y Business ByDesign), de gestión de servicios IT (CA, BMC, HP y Service-now.com) e E-mail (Google, Microsoft Office 365 e IBM Lotus Live) está creciendo su implantación en la empresa.

Según el informe de Forrester, los principales aspectos que atraen a las empresas a la hora de adoptar aplicaciones cloud son la reducción de costes y rapidez de implantación. Pero por otro lado cuestionan el impacto financiero a largo plazo del modelo de suscripción. A pesar de ello, el 51% de las empresas está planeando aumentar su gasto en soluciones SaaS, mientras que el 9% planea reducirlo.

Fuente Forrester

 

Forrester plantea cuatro factores que determinan el ROI de las aplicaciones SaaS. Estos factores tienen que ser tenidos en cuenta por los directivos de las empresas a la hora de evaluar el impacto financiero de la adopción o no de soluciones cloud.

  • Beneficios. ¿En qué modo se beneficia tu empresa por adoptar soluciones cloud?
  • Costes. A nivel de costes en hardware y recursos, ¿cómo pagará la empresa en una solución cloud?
  • Riesgos. ¿Cómo la incertidumbre cambia el impacto total de las aplicaciones cloud en tu empresa?
  • Flexibilidad. ¿En qué modo la inversión crea opciones futuras para tu empresa?

Principales beneficios de las soluciones Cloud

Las empresas que adoptan soluciones cloud esperan obtener beneficios como la rápida implantación, modelos de pago por suscripción basados en utilización, accesibilidad y usabilidad. La duración de esos beneficios en el tiempo puede ser estimada considerando una serie métricas y el valor aportado a la empresa según se mejoren dichas métricas en el futuro:

  • Reducido coste de adopción. Se reducen costes en licencias. Del mismo modo la adopción por parte de los usuarios es rápida y las necesidades de disponer de un departamento IT se reducen.
  • Adopción rápida. Disminuye el tiempo de formación de nuevos empleados y se maximiza la productividad.
  • Adopción mejorada. Más usuarios podrán utilizar la aplicación.
  • Se evitan costes bajo demanda. Se eliminan costes de mantenimiento y se reduce la necesidad de disponer un soporte de atención al usuario y para servidores propios.
  • Flexibilidad mejorada. Se reduce el gasto en exceso de capacidad.

Costes Claves. Las aplicaciones SaaS requieren que nos centremos en la gestión del proveedor

Las aplicaciones SaaS reducen, y en algunos casos eliminan, los altos costes en hardware y licencias. Las empresas que implementan soluciones cloud pueden esperar:

  • Costes de subscripción: los principales costes son una tasa de alquiler por la utilización de la aplicación. Habitualmente por usuario/mes o basados en utilización, por ejemplo almacenamiento utilizado o número de operaciones realizadas. En algunos casos este modelo puede ser más caro que una alternativa tradicional basada en licencias.
  • Gestión del proveedor: nos deberemos centrar en los contratos, SLAs y gestión del rendimiento así como en la negociación de los mismos. Estos contratos pueden tener una duración mensual o a largo plazo (por ejemplo 5 años).
  • Costes de integración: el 26% de las empresas analizadas en el informe planean incrementar el número de proveedores con los que trabajan. Este entorno significa incurrir en costes adicionales de integración, soporte al usuario final, gestión de actualizaciones, etc.

Costes iniciales: implementación, configuración inicial, terceras empresas consultoras o de gestión de contenido.

Costes recurrentes/anuales: subscripción, gestión del cambio, pruebas y certificación, soporte al usuario y administración, integración y formación.

Fuente Forrester

 

Análisis del riesgo. 

Ningún cambio es realizado sin riesgo. Tener en cuenta la incertidumbre en el análisis convierte un plan optimista e inalcanzable en un plan más ajustado a la realidad. Las estimaciones iniciales puede ser refinadas teniendo en cuenta dos riesgos:

  • Viabilidad del proveedor. Nuevas plataformas como Azure o Force.com han reducido las barreras para que surjan nuevas soluciones en el mercado cloud. Muchas startups han aparecido y conforme proliferan las aplicaciones cloud, muchas de estas empresas tienen poca esperanza de vida o se esperan que sean adquiridas por empresas más grandes. Normalmente las adquisiciones traen beneficios como estabilidad e inversiones futuras, pero pueden ser un riesgo ya que pueden provocar cambios en los contratos, en el precio o incluso la supresión de la aplicación.
  • Dependencia de un proveedor. Las aplicaciones cloud son fáciles de adoptar. Pero a largo plazo algunas empresas encuentran difícil, y a veces caro, cambiarse de proveedor SaaS.  El cambio de proveedor requiere incurrir en costes de migración de datos e implementación.

Valores como la velocidad y flexibilidad varían según la aplicación

Las empresas deben considerar asuntos específicos del tipo de aplicación que están utlizando en la nube:

  • Impacto de la usabilidad del software. Soluciones populares y con una utilización alta por parte de los usuarios, aportan beneficios como un diseño intuitivo y facilidad de uso. Por ejemplo soluciones CRM, en las cuales la usabilidad es un factor importante que puede reducir el tiempo y el coste de formación e incrementar la adopción por parte del usuario. Por lo tanto, puede mejorar el ROI. Otras aplicaciones como gestión de servicios IT o aplicaciones financieras normalmente se ven menos afectadas por el diseño UI.
  • La funcionalidad que aporte la aplicación puede determinar que nuestras necesidades IT (hardware y/o personal) se reduzcan. Si la solución cloud reemplaza globalmente una aplicación de RR.HH. o un ERP, nos podemos ahorrar costes de recursos IT y de soporte. Por el contrario, si la aplicación sólo reemplaza una parte de nuestra aplicación empresarial, la reducción en hardware, soporte y personal IT será mínima.
  • Valor de las actualizaciones. Disponer de actualizaciones automáticas es más importante en determinadas aplicaciones cloud. Por ejemplo, las empresas tendrán más cuidado a la hora de adoptar nuevas funcionalidades en soluciones de contabilidad, más maduras y estables.

A continuación os dejamos unos ejemplos del cálculo del ROI para tres categorías de soluciones SaaS: CRM, ERP y aplicaciones de productividad.

Fuente Forrester

 

Por último el informe indica que una negociación inteligente del contrato puede incrementar el valor de la aplicación cloud para la empresa. Las empresas, conforme aparecen nuevos y más avanzados modelos de precios, deberían consolidar sus contratos para obtener descuentos por volumen. Asimismo, los directivos deben establecer un plan de utilización. Por ejemplo, en mercados maduros como las aplicaciones CRM pueden establecer contratos a largo plazo, pero en mercados que están evolucionando deberían considerar contratos más cortos al existir riesgos de adquisición o desaparición de nuestro proveedor.

Share

Como proveedor de servicios cloud, ¿qué modelo de negocio escoger: SaaS o IaaS?

Largamente se ha hablado sobre los beneficios que los servicios en la nube ofrecen a las empresas. Los servicios cloud son valiosos para las empresas desde del momento que les permite reducir sus costes IT o les aportan otros beneficios, como por ejemplo la posibilidad de disponer de un entorno de desarrollo.

Desde el punto de vista del proveedor cloud sus servicios son valiosos si les permiten obtener un beneficio. Los costes y beneficios obtenidos dependen del tipo de servicio cloud ofrecido. Por lo tanto, esta es la principal elección que debe tomar un proveedor cloud.

Todos conocemos los diferentes modelos de negocio en la nube: SaaS (Software as a Service), PaaS (Platform as a Service), IaaS (Infraestructure as a Service), combinaciones entre estos modelos y Database as a Service. Cada uno de ellos ofrece diferentes beneficios y riesgos para el proveedor.

Evaluación del modelo de negocio cloud óptimo

1.- SaaS es el modelo que consigue una mayor compensación entre los costes del servicio y costes internos. El usuario está comprando el acceso a una aplicación o conjunto de aplicaciones alojadas en la infraestructura del proveedor cloud. Por lo tanto, el usuario no soporta ningún coste tecnológico asociado a hardware (servidores), software o soporte técnico. En este sentido, el modelo SaaS desplaza la mayoría de los costes IT internos hacia el proveedor cloud, ofreciendo los mayores beneficios para la empresa.

Las PYMES, con una posibilidad reducida de atraer y retener profesionales IT, son las empresas más interesadas en este tipo de servicios.

2.- PaaS es un modelo de servicio intermedio. El usuario es quien compra o alquila la plataforma soft y hardware a su proveedor cloud. Sobre esta plataforma  ejecuta sus aplicaciones. Por lo tanto, los costes de soporte y software son mayores que en SaaS para el usuario.

El mayor beneficio para la empresa cliente es que les permite ejecutar sus propias aplicaciones personalizadas o auto-desarrolladas. En este sentido, el proveedor cloud debe ser capaz de soportar dicho software en su nube por lo que les puede generar unos costes de administración adicionales.

Un informe de la consultora CIMI Corporation sugiere que el modelo PaaS (Platform as a Service) ofrece un potencial del 60% del total del mercado de servicios de cloud públicos.

3.- IaaS es el modelo más general y versátil, pero también el más problemático desde el punto de vista del proveedor y del usuario. Los primeros actores del mercado cloud público, como Amazon, adoptaron este modelo.

En efecto, el modelo IaaS requiere que el usuario desarrolle una imagen exacta de sus aplicaciones y sistema operativo del mismo modo que si tuviera su propia máquina virtual. El proveedor cloud simplemente aloja dicha máquina virtual donde la imagen del usuario se ejecuta. Por lo tanto, es el usuario quien debe llevar todo el soporte del software y del hardware virtual de la máquina. A nivel de hardware físico es el proveedor quien lleva el soporte. Este tipo de modelo se ajusta en menor medida al mercado de empresas PYME debido a las complejidades asociadas.

IaaS es el modelo que reduce en menor medida los costes al usuario, lo que significa que el proveedor  cloud debe ajustar su margen de beneficio para asegurar la contratación de sus servicios. Pero también es el modelo más versátil ya que un usuario puede ejecutar prácticamente lo que desee y es una plataforma perfecta para desarrollar proyectos o testear aplicaciones sin necesidad de realizar una inversión alta en hardware.

La flexibilidad y versatilidad y las limitaciones en relación a beneficio del modelo IaaS están creando un nuevo modelo de servicio. En este modelo, es el proveedor IaaS quien ofrece la plataforma necesaria para que empresas ofrezcan servicios SaaS o PaaS al usuario final. De este modo, los proveedores de mayor nivel pueden ofrecer sus servicios sin necesidad de construir sus propios CPDs. Ya están surgiendo acuerdos de este tipo como el acuerdo al que han llegado Verizon y SAP.

Ten en cuenta tu mercado objetivo para definir tu modelo de negocio en la nube

Un importante aspecto a tener en cuenta a la hora de definir el modelo de negocio en la nube que queremos desarrollar es nuestro mercado objetivo.

Servicios cloud que requieren un soporte técnico alto son más dificiles de ser adoptadas por PYMES. Por el contrario, servicios cloud SaaS pueden ser adoptados por empresas de todos los segmentos.

Un mercado que tiene un alto potencial son los servicios cloud relacionados con aplicaciones críticas para la empresa. Estas aplicaciones son más fácilmente adoptables en un modelo PaaS donde la plataforma software se ajusta en mayor medida a los requerimientos de la empresa.

Otro de los modelos para el que se prevé más futuro es el relacionado con el almacenamiento y acceso a datos: Database as a Service. Aunque proveedores IaaS como Amazon ya ofrecen servicios de bases de datos (en realidad sería un tipo de PaaS limitado), todavía es necesario desarrollar trabajo a nivel técnico y de marketing a la hora de que el modelo sea atrayente para el usuario a nivel de costes, seguridad y estabilidad. Del mismo modo debe permitir al proveedor obtener unos beneficios adecuados.

Share

Prácticas recomendadas en la seguridad de los datos en la nube

La seguridad de los datos es una de las principales preocupaciones de cualquier empresas y el cloud computing puede magnificar estas preocupaciones. La adopción de una serie de reglas ayudará a los usuarios a proteger sus datos y su inversión en la nube.

Podemos clasificar las tácticas relacionadas con la seguridad cloud en dos categorías:

  • Seguridad basada en partners o para servicios SaaS, PaaS e IaaS.
  • Seguridad basada en usuarios.

A partir de esta clasificación sugerimos una serie de prácticas recomendadas para asegurar una cloud privada o pública.

Planifica tu seguridad en la nube de manera estratégica

Cada entorno es único. Planificar la seguridad durante la fase inicial de implantación permite crear una base sólida y crear una infraestructura cloud robusta.

Elige tu proveedor cloud prudentemente

La pérdida y fuga de datos son las principales amenazas del cloud computing. Es crucial elegir un proveedor cloud que asegure la protección de los datos sensibles de tu empresa.

A la hora de evaluar un proveedor en la nube, nos debemos asegurar de que tiene experiencia en seguridad y experiencia probada en integrar IT, seguridad y servicios de red.

Integración del sistema de gestión de identidad

Probablemente cada entorno empresarial tendrá algún tipo de sistema de gestión de identidad que controla el acceso del usuario a los datos y recursos corporativos. De la misma manera, cuando una empresa contrata una cloud pública o construye su propia cloud privada debería considerar este aspecto.

Un proveedor cloud debería permitir integrar un sistema de gestión de identidad en su infraestructura utilizando sistemas SSO (Single Sign-On) o mediante su propio sistema de gestión.

Proteje los datos corporativos en la nube

En una organización con algún sistema de seguridad implementado, los datos de un usuario final están segmentados adecuadamente de los de otro usuario. Un proveedor cloud que se precie tiene que prevenir la fuga de datos o asegurar que terceras partes no pueden acceder a datos para los cuales no tienen permisos. Por lo tanto, es importante definir roles y responsabilidades para asegurar que los usuarios no puedan sortear la seguridad establecida.

Desarrollo de un sistema de monitorización activo

Las empresas deberían monitorizar continuamente sus datos en la nube. Por ejemplo deberemos comprobar cuellos de botella en el rendimiento, inestabilidades en el sistema u otras incidencias que puedan crear pérdidas de servicio. En este sentido, las empresas deberían planificar que herramientas de monitorización utilizar y con qué frecuencia obtienen datos.

Por ejemplo, una empresa que contrata un servicio de escritorio en la nube, debería monitorizar:

  • Utilización de disco (SAN)
  • Disponibilidad y rendimiento de la red
  • Cuellos de botella
  • Intentos fallidos de inicio de sesión
  • Información relacionada con tráfico sospechoso

Esteblecer métricas del rendimiento de la nube

Nuestro proveedor deberá presentar unos niveles de acuerdo de servicio (SLA) sólidos que incluyan métricas como disponibilidad, notificación de acceso no autorizado, notificación de falta de servicio, restauración de servicio, tiempo medio de resolución de incidencias, etc.

 

Share

¿Necesitamos estándares en los servicios de cloud computing?

Una de las principales barreras que ven las empresas a la hora de adoptar soluciones cloud es la falta de estándares. Pero, ¿realmentes es importante que existan estándares en los diferentes tipos de servicios existentes en la nube?

Por lo general, las tecnologías recientes suelen carecer de estándares suficientemente maduros y su gestión es inadecuada. En nuestra opinión, la falta de estándares en cloud computing no deberían ser una barrera. Estos estándares tardarán en definirse, si es que finalmente se establecen.

Cada proveedor de servicios cloud tiene sus propias herramientas de gestión desarrolladas para que el usuario pueda administrar sus servicios: software, sistema operativo, hardware. Aquellas empresas que tengan un único proveedor cloud sólo necesitan el sistema de gestión que les facilite dicho proveedor, por lo tanto no les importa que el sistema se adecúe a estándares. Pero si una empresa tiene más de un proveedor cloud, deberá ser cauteloso pero no lo suficiente como para no adoptar servicios en la nube.

SaaS

En una solución SaaS el proveedor es quien controla completamente la aplicación y su gestión. Por lo tanto, la gestión SaaS únicamente está relacionada con la administración de la propia aplicación. La infraestructura que da soporte a la aplicación es invisible a el usuario, por lo que la gestión SaaS se centra en controlar los derechos de acceso a la aplicación y el modo en que los datos son almacenados y realizada su copia de seguridad.

Esas funciones son específicas de la aplicación, por lo que es improbable que la creación de estándares tengan un impacto significativo sobre las soluciones SaaS.

PaaS

En el caso de una solución PaaS, la nube sirve al usuario servidores, almacenamiento, sistemas operativos y aplicaciones de gestión como por ejemplo un sistema de gestión de base de datos. Por lo tanto podemos considerar que en PaaS el centro de datos es la nube y su gestión debería ser diferente a una solución SaaS. Por ejemplo, en Microsoft Azure un portal de administración gestiona todo el entorno PaaS.

Si una empresa tiene dos proveedores distintos de PaaS, es probable que encuentre complicado armonizar los procesos de gestión. Esto es debido principalmente a dos razones:

  • La gestión de la plataforma es altamente dependiente de los componentes que la conforman y el modo en que están organizados. Por lo tanto, cada proveedor PaaS es probable que tenga un sistema de gestión diferente.
  • Una empresa que tenga dos o más proveedores PaaS, es posible que tenga dos o más plataformas de servidores completamente diferentes, por ejemplo una Windows y otra Linux. Armonizar en tu propia infraestructura es complicado en sí mismo, por lo que estandarizar en la nube aún se complica más.

IaaS

En el caso de una solución IaaS es más relevante disponer de estándares. En los modelos IaaS no es necesario que el usuario cambie sus prácticas de gestión a nivel de aplicación y plataforma, pero si que necesita gestionar cómo asigna su proveedor cloud los recursos, almacenamiento y otras herramientas. Es habitual que una empresa tenga múltiples proveedores IaaS, más que en otros modelos cloud. Por lo tanto disponer de estándares es crítico.

El primer problema en el que nos encontramos es que existen múltiples estándares de gestión cloud. Existen 13 grupos de trabajo que están trabajando para lograr un estándar para la nube. El segundo problema es que los principales actores, como Amazon, adopten o apoyen la creación de estándares.

Por lo tanto, recomendamos utilizar las herramientas de gestión que facilite el proveedor. Es de esperar que la mayoría de proveedores adopten soluciones parecidas a las de Amazon, por lo que los estándares de algún modo serán parecidos a la gestión de dicho proveedor. También existen herramientas como HP OpenView o IBM Tivoli que permiten armonizar prácticas habituales de gestión.

 

 

Share

Bienvenido a Virtualizamos

Virtualizamos es un proyecto de la empresa nerion que nace con el objetivo de convertirse en un portal de referencia en el mundo de la virtualización y el cloud computing.
Suscripción a Virtualizamos
Entradas antiguas por mes
Twitter
nerion - Registro Dominios, Hosting y Housing Profesional