¿Qué tecnología de almacenamiento elijo? Fibre Channel, iSCSI o NAS

Una de las decisiones más importantes y críticas a la hora de diseñar una infraestructura de virtualización es la tecnología de almacenamiento a utilizar. Cada entorno es diferente, por lo tanto no hay una solución única que se adapte a cualquier tipo de infraestructura.

Durante años, la solución más utilizada ha sido la tecnología Fibre Channel (FC) pero en los últimos años otros sistemas como NAS o iSCSI se han convertido en alternativas para entornos de virtualización. Estos últimos ofrecen un ratio de rendimiento/precio.

A continuación vamos a analizar cada una de las tecnologías de almacenamiento y sus ventajas y desventajas:

Fibre Channel (FC)

FC presenta un grado alto de rendimiento y fiabilidad pero implican realizar una inversión económica mayor e introducen complejidad en la configuración del centro de datos. FC es la solución más utilizada para entornos de virtualización de gran dimensión o máquinas virtuales con IOPS (número de E/S de acceso a disco) alto gracias a los anchos de banda que se alcanzan (8 Gpbs e incluso 16 Gbps).

Adicionalmente, las redes de almacenamiento basadas en FC en principio son más seguras que las basadas en Ethernet ya que el tráfico está aislado del tráfico normal. Pero por otro lado es más complicado implementar sistemas de autenticación y encriptación.

Sin embargo, la necesidad de disponer de hardware propio para la tecnología (HBAs y switches FC), hacen la solución más cara y compleja de administrar e implementar. Puede darse el caso de que la empresa no disponga de personal con conocimientos en entornos FC, por lo tanto se puede incurrir en costes adicionales de formación o consultoría externa.

iSCSI Storage

iSCSI es un sistema de almacenamiento basado en bloques como FC, pero a diferencia de éste utiliza componentes de una red Ethernet tradicional para realizar la conexión entre los hosts y el sistema de almacenamiento. Al utilizar componentes Ethernet, iSCSI es más barato de implementar.

iSCSI utiliza los llamados iniciadores (initiator) para enviar comando iSCSI a los dispositivios de almacenamiento. Estos iniciadores pueden ser basados en software o hardware. En la mayoría de situaciones, los iniciadores software pueden ser suficientes, una solución hardware ofrece un mejor rendimiento en E/S utilizando menos recursos del host. Hay que tener en cuenta que una solución software introduce un overhead de CPU en el host que se conecta a la red de almacenamiento.

iSCSI da un buen rendimiento en redes de 1Gbps (más si utilizamos multipathing), pero actualmente se pueden construir redes iSCSI de 10 Gbps que ofrecen un rendimiento parecido e incluso mejor que FC. El problema de las redes de 10 Gbps es que son tan caras de implementar como una red FC.

En cuanto a seguridad, a diferencia de FC, iSCSI implementa sistemas de autenticación (CHAP) y encriptación.

NAS

La principal diferencia entre iSCSI y NAS es el tipo de protocolo utilizado. Mientras que iSCSI está basado en bloques de discos, NAS es un sistema de compartición de archivos. De este modo, se descarga al dispositivo de almacenamiento de la responsabilidad de escribir datos a disco. NAS utiliza un software cliente que se comunica al servidor NFS mediante red Ethernet.

La mayor parte de las plataformas de virtualización soporta NAS. Debido a que NAS es un protocolo muy utilizado, existen diferentes opciones para utilizar un almacenamiento NAS con tus máquinas virtuales: desde un servidor físico convertido en servidor NAS o un dispositivo de almacenamiento dedicado basado en NAS. El coste y rendimiento de cada solución puede variar grandemente siendo los dispositivos dedicados los que ofrecen mayor rendimiento pero a un coste más alto.

En la mayoría de los casos, NAS no ofrece el mismo rendimiento que una red SAN FC pero una arquitectura de red bien configurada puede ofrecer un rendimiento adaptado a tus necesidades. De manera similar a iSCSI, NAS utiliza tarjetas de red para comunicarse con los dispositivos de almacenamiento, por lo tanto tenemos un límite de 1 Gpbs. A diferencia de iSCSI no permite multipathing ofreciendo un rendimiento inferior.

Entre las desventajas de NAS, no es posible arrancar un servidor directamente desde un dispositivo NAS. Adicionalmente, ciertos fabricantes no recomiendan NAS para ciertas aplicaciones sensibles a latencias.

Conclusiones

Los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir una tecnología u otra son: presupuesto disponible, rendimiento y capacidad. Adicionalmente, ciertos fabricantes de cabinas de almacenamiento ya incluyen una integración directa con infraestructuras de virtualización lo cual puede ser otro factor a considerar.

Aunque FC es una plataforma de almacenamiento bien conocida, no hay que descartar soluciones iSCSI o NAS como alternativas. Existe una gran variedad de dispositivos iSCSI o NAS en el mercado, tendremos que considerar sus capacidades y escalabilidad para asegurarnos que cumplen nuestros requisitos. El almacenamiento es quizás la decisión más crítica a la hora de diseñar nuestra infraestructura de virtualización.

Share

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.

Bienvenido a Virtualizamos

Virtualizamos es un proyecto de la empresa nerion que nace con el objetivo de convertirse en un portal de referencia en el mundo de la virtualización y el cloud computing.
Suscripción a Virtualizamos
Entradas antiguas por mes
Twitter
nerion - Registro Dominios, Hosting y Housing Profesional